Atención Ciudadana 965 827 000

Turismo – Las Ermitas y sus Barrios

Ermita de Santa Ana

La ermita de Santa Ana se sitúa en la parte alta de Caudete, un lugar ideal para tener una bella vista panorámica de todo el municipio.

Fue conocida desde el s. XVI como ermita de San Cristóbal, pero pasa en el s. XIX a llamarse de Santa Ana, nombre que también tomó el barrio que la circunda.

En 1564 la crónica de Martín de Viciana ya cita esta antigua ermita.

En 1781, el obispo de Orihuela, Josef Tormo, ordena la demolición de antiguo edificio, “por encontrarse muy derruida”, edificándose una nueva ermita. En su fachada exhibe una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que data de mediados del s. XX.

Junto a la ermita encontramos la antigua casa del cuidador del edificio, hoy reconvertida en Albergue de Peregrinos del Camino de Santiago. El albergue está a cargo de la Asoc. de Amigos del Camino en Caudete, cuyo teléfono de contacto es 634-30-75-71.

 

Barrio de Santa Ana

Este acogedor lugar todavía conserva el encanto de los antiguos núcleos rurales, con sus fachada encaladas. Encontramos aquí empinadas calles, tranquilas plazuelas y bellos ejemplos de arquitectura típica popular.

Un paseo por sus calles nos lleva al mirador de Santa Ana, situado junto a la ermita, y a su parque, una apacible arbolada con una estupenda vista sobre la sierra y todo el municipio.

El barrio de Sta. Ana se consolidó a lo largo del s. XIX, aunque ya se ocupaba desde el s. XVI. También en la zona se han encontrado numerosos restos de asentamientos romanos.

Aunque parte de este área pudo estar habitada en la edad media, formando uno de los arrabales de Caudete, es en el s. XVI cuando comienza el desarrollo urbanístico de la zona, coincidiendo con el incremento poblacional y el desbordamiento del perímetro amurallada de “la villa”.

En 1564 la cónica de Martín Viciana ya ubica en este lugar la ermita de San Cristóbal, que pasa en el s. XVIII a dedicarse a Santa Ana.

A finales del s. XVIII la ermita es derruida y sustituida por otra, “por estar ésta muy derruida”.

El Sagrado Corazón de Jesús que decora la fachada data de mediado del s. XX.

 

Ermita de San Antón

Junto al barrio de San Francisco, y ya a las afueras de la población, encontramos la ermita de San Antón. Esta ermita, así como su cofradía, existían ya en Caudete desde 1597.

La devoción a San Antonio Abad estuvo muy arraigada en las antiguas comunidades agrícolas por tratarse de un santo protector de los animales en un momento en que las economías domésticas tenían en éstos uno de sus principales sustentos y fuerza de trabajo.

A pesar de paso del tiempo, ni la devoción a este santo ni su ermita han caído en el olvido de los caudetanos.

 

Lavadero de San Antón

Junto a la ermita de San Antón, encontramos el lavadero del mismo nombre, del que tenemos noticias en el Inventario de Bienes Inmuebles del Ayuntamiento en 1924, aunque su creación sería muy anterior.

Aprovechaba este lavadero el agua de la Acequia Mayor de Bogarra, que canalizaba el agua para riego y uso humano de la parte sur del municipio.

La Acequia Mayor de Bogarra llegaba hasta las tierras de riego de Bogarra.

Comments are closed.

EnglishFrenchSpanish